CRONICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA: LA DUPLICATA.

Fuente: Cofradia Concursalista

EDUARDO ANGEL TEPLITZCHI

El Poder Ejecutivo, por decreto, como casi siempre, intenta gobernar, creando instrumentos legislativos. En este caso tratando de agilizar el tráfico mercantil, con la buena intención de conseguir dinero fresco y barato para las Pymes. Así fue como el pasado 13 de Junio, publicó en el Boletín Oficial, el decreto de necesidad y urgencia 1002, que establece la obligatoriedad de su utilización, a partir del 1 de Julio del 2002.
La "duplicata" será de uso comisorio, ante la emisión por parte de los proveedores de una compraventa o locación de cosas muebles, obras y/o servicios que superen los $ 500.
Su creación dependerá en forma exclusiva, respecto obligaciones asumidas con plazos de pago mayores a los 30 días. En el caso que la operación se concrete a través de un cheque de pago diferido dentro de los 30 días, no será necesaria la emisión de la duplicata.
Como casi siempre, hay exceptuados al régimen, y éstos aquí son las grandes empresas que tendrán opción.
Este instrumento debería servir, entre otras cosas, para movilizar la cadena de pagos, creando nuevos medios de financiamiento para las pequeñas empresas.
Me pregunto como hará el Ejecutivo, para hacer operativa, la ordenanza que creada en 1997, hasta la fecha, no gano adeptos, en rigor de verdad, no sirvió para nada, debido a la falta de financiamiento de parte de las entidades bancarias, sumado su optatividad.
Su funcionamiento luce, de ley, práctico y eficiente, es, seria más o menos así de fácil.
Las pymes cuando vendan a las empresas y supermercados, recibirán a cambio, una factura conformada por sus deudores, en el sentido que al vencimiento de un plazo cierto, allí fijado, honraran su deuda.
La idea, es que el empresario, pequeño, mediano o grande, pueda dirigirse al centro financiero, por él elegido, y descontar la factura, adelantando de este modo el cobro de la operación, a través de un interés bajo, producto éste de la solvencia que fluye de la empresa deudora.
Previendo la actual falta de liquidez del sistema, y la eterna deshonra de los supermercados y grandes empresas, a pagar en término, con buen tino el Ejecutivo, creó una empresa de factoring, cuya responsabilidad, como garante, con mal tino, recayó en el Banco Nación, cúmulo y reserva de burócratas, quienes deberían entregar los importes facturados, y a su vez, generar su recupero.
Como siempre, se alzaron voces de protesta, sobre todo de los compradores y locatarios de bienes y servicios, que verían acotados sus plazos de pago y lo que es más importante no podrían ellos, fijar los precios de las operaciones que realizan, atento la instrumentación obligatoria de las mismas.
Pero la única verdad, que es la realidad, como alguien que sabía tomar decisiones, alguna vez dijo, es que no se observa de donde vendrá el dinero, para que aparezcan tomadores a bajo interés, para que el estatuto funcione.
Es que en la Argentina, las pocas sociedades de factoring, existentes, solo descontarán ante riesgo cero de cobro.
Y aquí reconozco, que la ordenanza caerá en desuetudo, sin riesgo a equivocarme.
Es que el voluntarismo oficial, demostrado a través de la creación por parte de los Bancos Ciudad y Nación, de la sociedad "Nación Factoring", nos muestra solo mas de lo mismo, carencia de fondos para prestar, y una segura falta total de responsabilidad profesional de parte del banquero, al concretar la operatoria, que como en casos anteriores, demostrará que solo serán descontadas las facturas, que tengan el visto bueno del directorio, y no aquellas que de acuerdo a una carpeta satisfactoria a saber del oficial de crédito, debe tener el beneficio del préstamo ágil y barato.
Mil viejos ejemplos, ilustran mis dichos, pero me quedo con uno, el inolvidable Banco Nacional de Desarrollo, en liquidación, es de tiempos inmemoriales, que solo enriqueció a los amigos de sus directores, a su vez presionados por los políticos que con préstamos otorgados sin el menor criterio, lo fundieron, mientras que otras empresas, con balances y antecedentes acordes, pero que no ofrecían dádivas tarifadas, ni favores gubernamentales, no podían obtener sus beneficiosos préstamos.
Recién y a pocos días de su entrada en vigencia, los Bancos BICE y Credicoop, están poniendo en funcionamiento fideicomisos para el mejor financiamiento de los emisores.
La Unión industrial Argentina, cree que los bancos aceptarán la operatoria por descarte, es que según un vicepresidente Juan Lascurain, hoy no tienen negocios.
El titular de la CGI, Edgardo Caracotche, aseveró que "No habrá disponibilidad de crédito, salvo que la factura sea expedida a una gran empresa, como las cadenas de supermercados" (diario La Nación-sec. Economía, ejemplar del 14/6/02).
Como, no pasará inadvertido, para nuestros lectores, se apreciará que, en la República, siempre se atacan los efectos, nunca las causas.
Como todos sabemos la factura conformada es título ejecutivo (art. 14 Ley 24.760, B.0.: 13/1/97).Y por el art. 4 de la Sección V-Disposiciones Generales, de dicha ley, se incorporó al art. 5 del art. 523 del CPCC.
Esto implica, que el procedimiento legal fijado para evitar el incumplimiento, es el más efectivo, que posee nuestro actual Código Nacional de Procedimientos, en materia Civil y Comercial, para el recupero de los créditos.
Lo que en buen romance, para nosotros los abogados, significa un largo y extenuante proceso, que de ejecutivo tiene solo el nombre, pues normalmente dura 2 años. Y que llegado el momento de ejecutar la sentencia de trance y remate, el deudor decide, con toda la estrategia a su favor, concursarse, sin negar, por esto, la legalidad de la conveniencia.
Aquí están las causas, de la falta de financiamiento de la factura de crédito, y su muerte anunciada antes de su nacimiento del 1 de Julio del 2002.
El proceso de ejecución, que queda en manos del Banco o tercero, que se encarga en forma directa de la cobranza, debe comenzar, a mi entender, con sentencia de remate, y no con la intimación de pago, embargo y citación de remate.
Porque si el Banco, que normalmente es la institución protectora del crédito y depositaria de la fe pública negocial, aceptó la factura, es que de algún modo, controló su formalidad y sus garantías, se hizo cargo del instrumento, por ello adelantó el dinero.
Por ende debe ser delegatario de las facultades judiciales respecto el control de los requisitos formales de la factura, autorizándolo así, la Justicia para que en forma inmediata, procure su cobro compulsivo. Dejando las excepciones, para después, en fundamento de la solvencia del sistema, momentáneamente desbaratado por la crisis.
De este modo nuestra duplicata, muy similar a la brasileña, tendrá real vigencia, a través de la aceptación por toda la banca, que viendo la transparencia de su operatoria de recupero, hará crecer el mercado de tomadores, y por ende la inmediata baja de la tasa de interés por su descuento.
De la otra manera, y continuando con la idea, de que las Instituciones se manejan por decretos bien intencionados, este título seguirá durmiendo el sueño de los justos, sin poder tener aplicación, la televises de su esencia, que no es ni mas ni menos, la obtención de crédito rápido y barato, para la pequeña empresa, quien por sus propias características, es sin duda, uno de los motores del añorado despegue comercial de nuestra patria.

Imprimir

Estudio Jurídico Ton & Asoc
Don Bosco 22 - Mendoza - Argentina
Teléfonos: 54-0261-4204242 ó 54-0261-4298481