Autor: WALTER RUBEN JESUS TON

¿CREEMOS EN EL CHEQUE?

Es necesario en la situación actual, que se está viviendo, en nuestro país, preguntarse ¿Es una orden de pago creíble el cheque?. Respondemos terminantemente que no.
Cuando se sancionó la ley 24.452 en el año 1.995 decíamos que nos alegrábamos porque se intentara moralizar el cheque.-
Puesto que recordamos haber vivido en nuestra experiencia profesional, varias situaciones que conspiraban contra su credibilidad como tener en nuestras manos más de 15 cheques librados en un corto periodo por el mismo librador y figurar en todos ellos, devuelto por falta de fondos. No se había cerrado la cuenta como correspondía. O siempre que se acercaba un nuevo año, nos encontrábamos con que se cometía un error, muchas veces intencional, que era poner el año anterior, para que el mismo estuviere vencido en su plazo de cobro. Y como éstos muchos otros casos similares-
Tengamos en cuenta que veníamos de la triste reforma que había sufrido el decreto-ley 4776/63, por la ley 23.549, que en sólo afán fiscalista, hizo el cheque nominativo y prohibió el endoso, lo que merece, otra larga historia, que no pretendemos acá contar.-
Y que cambio se produjo en la ley 24.452, para que dijéramos que se moralizaba el uso del cheque: a) Se aplicó multas en dos casos, por rechazo de cheques y por defecto formal b) Se obligó a que el banco comunicara al librador y al beneficiario, el rechazo del cheque, pero con indicación de fecha y número de comunicación que se había hecho al banco central. A su vez el Banco Central reglamenta las condiciones de apertura, funcionamiento y cierrre de las cuentas a través de la circular conocida como OPASI 2. En ella se disponía que cinco rechazos por libramiento de cheques sin fondos, en todo el conjunto del sistema financiero, es decir, en cualquier banco, motivaría el cierre de todas las cuentas corrientes.-
Dijimos, repito, hemos mejorado, se está empezando a dar credibilidad al cheque, que esta tan cuestionado.-
Esta misma ley creó en nuestro país un nuevo tipo de cheques, de PAGO DIFERIDO.-
Dijimos esto es bueno también porque va a desaparecer la corruptela del cheque postdatado.
Pero no fue feliz la creación de este nuevo instrumento, porque era muy complicado. El vencimiento era a día vista, es decir, había que presentarlo al banco para su registración, para que comenzaran a correr los días del vencimiento, cuyo plazo menor era de treinta días. Se requería una cuenta corriente distinta a la del cheque común. El banco debía calificar al cliente, para ver que monto de cheques podía registrar. Todo esto era muy complicado. No podía funcionar. No se prohibió el cheque de postdatado, sino que se lo hizo inoponible en ciertos casos. Conclusión era tan complicado que no funcionó-
Un par de años después la ley 24.760 reformó todos estos puntos negros siguiendo la ley uruguaya, puso un día determinado de vencimiento, permitió el cheque de pago diferido en la misma cuenta del cheque común y no era necesario la presentación previa para la registración y por tanto la calificación del margen, hasta el que se podían librar. Agregó además otra sanción al cheque postdatado, la presentación antes de su fecha lo hacía nulo. Este cheque si funcionó e incluso, desplazó casi totalmente al cheque común.-
Pero cual sería nuestra sorpresa cuando la justicia penal desencriminó el cheque de pago diferido, por no ser una orden de pago, sino un título de crédito.-
Si bien estamos de acuerdo con su naturaleza de título de crédito, comienza a descreerse del cheque, recordemos, que dijimos, que casi había reemplazado al cheque común.-
En la actualidad se terminó de desacreditar totalmente al cheque, al dictarse la ley 25.413 conocida como de competitividad que dispone entre otras cosas 1.- Derogar las normas referidas a las multas por defectos formales y falta de fondos de los cheques.- 2.- Determinar que las condiciones para aperturas y cierres de las cuentas corrientes no dependen más de la reglamentación del Banco Central, sino de cada entidad, conforme al contrato que ella celebre con el cuentacorrentista.- 3.- El Banco Central no podrá establecer sanción alguna a los cuentacorrentistas, en particular de inhabilitación, por el libramiento de cheques comunes o de pago diferido sin fondos,.- 4.- Queda sin efecto la base de datos de cuentacorrentistas inhabilitados que administra el Banco Central, caducando en forma automática las inhabilitaciones allí registradas a la fecha.-
Como podemos ver en esta breve historia, no sólo hemos retrocedido en la credibilidad del cheque, sino que estamos mucho peor que en el inicio.-
¿Que proponemos?.- Que no se confunda el cheque con otro instrumento de crédito muy útil que tiene nuestra legislación, que es el pagaré y que habría incentivar su uso.-
Y que el cheque tenga duras sanciones en su incumplimiento, para que funcione, no como un instrumento de crédito, sino como un medio de pago, como se ha pretendido con el cheque cancelatorio, las leyes antievasión y de lavado de dinero.-



Imprimir

Estudio Jurídico Ton & Asoc
Don Bosco 22 - Mendoza - Argentina
Teléfonos: 54-0261-4204242 ó 54-0261-4298481