LOS JUICIOS Y LA TASA DE INTERES


Siempre ha sido un tema conflictivo establecer la tasa de interés por la mora del deudor.-
Encontramos dos valores antagónicos en puja, si la tasa es baja premia el incumplimiento y hace que los procesos se dilaten y si es muy elevada castiga en exceso al deudor y les puede causar su ruina económica.-
Los procesos judiciales son cada vez más largos y complejos, por eso nos preocupa la relación entre la tasa que se aplique y la demora en la terminación de los procesos judiciales.-
Es muy peligroso que el litigio causado por la mora en el cumplimiento de las obligaciones dinerarias, sea una fuente de financiamiento más económica que la normal financiera.-
El crédito es el motor de la economía, hay que cuidarlo, y para ello se debe asegurar al acreedor que cobre rápido y en forma integral.-
No debe de ninguna manera premiarse el incumplimiento de las obligaciones y mucho menos la mala fe del deudor
Es útil recordar una frase del español Julio Gomez Alonso "Si el justiciable ha tenido que atravesar un auténtico "calvario" para llegar a obtener la resolución, no es justo reclamar de él que alcance la "crucifixión" para lograr su cumplimiento"
Juan B. Alberdi escribió en SISTEMA ECONÓMICO Y RENTITISTICO DE LA CONFEDERACION ARGENTINA "Las leyes contra los deudores de mala fe contribuyen a establecer la confianza en el comercio, y tienen gran influjo en la baja de interés de los capitales".
Actualmente se busca modificar los códigos procesales, acortando los plazos de las distintas actuaciones.-
Esta en constante estudio el tema de la reforma judicial y que los órganos que integran el sistema sean lo más eficientes posibles.-
Creemos que todas estos intentos de solución son muy plausibles, pero queremos agregar otro elemento más, para lograr el fin de la celeridad de los procesos, por eso proponemos la disuasión económica a través de los intereses.-
En las deudas de valor desde hace ya mucho tiempo hablamos de la reparación integral de las mismas, porque entonces no utilizar el mismo criterio en las obligaciones dinerarias y tomamos del fallo plenario de las cámaras comerciales de capital federal "Uzal c/ Moreno" "el acreedor perjudicado por el incumplimiento podría aspirar por vía indemnizatoria a una reparación mayor, pero esto requiere -como cualquier acción resarcitoria- acreditar el daño cierto y actual..........."
A fin de clarificar el tema comenzaremos clasificando las tasas en activas y pasivas, en un lenguaje no científico diremos que activa es aquella que cobra la institución financiera cuando otorga un préstamo y pasiva la que paga a sus ahorristas.
Indudablemente que entre ambas hay una profunda diferencia, que viene dada por la ganancia del prestamista y por sus gastos administrativos, a la que habría que adicionarle el riesgo de incobrabilidad que también es un costo.-
Quienes defienden la tasa pasiva dicen que no se debe pagar los gastos administrativos o la ganancia del prestamista, quienes defendemos la tasa activa decimos que es el costo que tiene el acreedor si quisiera conseguir el dinero a través de un préstamo.-
Otra clasificación que debemos tener en cuenta para este análisis, es si las mismas son acumulativas o no. Acumulativa es cuando se capitalizan los intereses devengados por un determinado periodo y se van abonando intereses sobre esos intereses capitalizados.
Es fácil colegir que mientras mayor sea el tiempo, mayor es la licuación que se produce en la suma cuando la tasa no es acumulativa.
La capitalización en materia de tasas bancarias es la regla que sostiene el sistema de circulación del crédito bancario. Si no queremos capitalizar no deberemos usar la tasa a 30 días si no usar una tasa real efectiva.-
Otra clasificación a tener en cuenta es si el pago de los intereses es adelantado o vencido, cuando se pagan adelantados se está pagando interés por el interés.-
Si se saca la cuenta sobre estas distintas formas de aplicar la tasa de intereses veremos la profunda diferencia de costos que hay entre ellos.-
En nuestra provincia existía una ley (3.939) que establecía que la tasa legal del interés, cuando no exista estimación entre las partes, será la misma que cobra el banco de Mendoza en las operaciones de descuento de documentos al tiempo que en que se hace efectivo el pago.-
Desaparecido el banco de Mendoza, en pacífica jurisprudencia en nuestra provincia se aplicaba la tasa de interés que cobra el banco de la Nación Argentina para descuento de documentos.-
Es decir se cobraba la tasa activa, pero el problema grave es que no era acumulativa, sino lineal y se aplicaba la tasa mensual, por tanto el transcurso del tiempo hacía que esa suma se licuara, mientras más largo era el juicio, menos se pagaba.-
NUESTRA SITUACION ACTUAL está representada por la ley 7.198 de la provincia de Mendoza que establece en su primer artículo que "LA TASA DE INTERES, CUANDO NO EXISTA CONVENIO ENTRE LAS PARTES, SERA IGUAL A LA TASA ANUAL QUE PAGUE EL BANCO DE LA NACION ARGENTINA A LOS INVERSORES, POR LOS DEPOSITOS A PLAZO FIJO, DESDE LA FECHA DE LA MORA Y HASTA EL EFECTIVO PAGO".
Agregando en el art. 5 "EL MOMENTO QUE SE TOMARA PARA LA APLICACION DE DICHA TASA SERA EL DE PRACTICARSE LA LIQUIDACION, SIN PERJUICIO DE LOS REAJUSTES CORRESPONDIENTES HASTA EL MOMENTO DEL EFECTIVO PAGO".
Nosotros consideramos que debiera aplicarse plenamente el art. 565 del código de comercio. Que es la norma específica que rige en materia comercial y remite a la aplicación de las tasas que cobren los bancos públicos que son capitalizables y es tasa activa.-
Por tanto hoy la tasa que se aplica es pasiva, vencida y no acumulativa, puede el lector sacar su conclusión de si es conveniente pagar rápido o no un juicio y si el acreedor va a querer seguir dando crédito y en tal caso ¿cual será la tasa de interés?.-

WALTER RUBEN TON

JULIO 2004

Imprimir

Estudio Jurídico Ton & Asoc
Don Bosco 22 - Mendoza - Argentina
Teléfonos: 54-0261-4204242 ó 54-0261-4298481